15.12. <i>CAMINOS</i>. Autor: Henry Feldman. Técnica: carboncillo sobre papel. Dimensiones: 40,0 x 30,0 cm.
4.14. <i>MISTERIO</i>. Autor: Donald Christie. Técnica: tintas, óleo, esmalte, ácido sobre tela. Dimensiones: 105,0 x 84,0 cm.
11.14. <i>METATEMA</i>. Autor: Woo Lin. Técnica: tintas, ácidos, grafito sobre papel. Dimensiones: 72,0 x 91,0 cm.
5.54. <i>POLIMORFIA</i>. Autor: Sú. Técnica: tintas sobre papel, ácidos, infografía, transferencia. Dimensiones: 100,0 x 150,0 cm.
11.22. <i>METATEMA</i>. Autor: Woo Lin. Técnica: tintas, ácidos, grafito sobre papel. Dimensiones: 30,0 x 14,0 cm.
1.5. <i>NEODIOS V</i>. Autor: Emerson Sheridan. Técnica: infografia, transferencia sobre vinilo, metacrilato. Dimensiones: 160,0 x 100,0 cm.
14.5. <i>VIEJOS MUNDOS</i>. Autor: August Demi. Técnica: carboncillo, grafito, infografía, transferencia sobre tela. Dimensiones: 60,0 x 100,0 cm.
21.10 <i>SIN TITULO</i>. Autor: . Técnica: . Dimensiones: .
13.5. <i>CUERDAS</i>. Autor: Henri Toussaint. Técnica: tintas sobre papel. Dimensiones: 41,0 x 30,0 cm.
15.5. <i>CAMINOS</i>. Autor: Henry Feldman. Técnica: tintas sobre papel. Dimensiones: 40,0 x 30,0 cm.
8.14. <i>PLEXIS</i>. Autor: Bruno Heider. Técnica: tintas, ácidos, transferencia sobre tela. Dimensiones: 142,0 x 105,0 cm.
4.46. <i>MISTERIO</i>. Autor: Donald Christie. Técnica: tintas, óleo, esmalte, ácido sobre tabla. Dimensiones: 80,0 x 120,0 cm.
13.6. <i>CUERDAS</i>. Autor: Henri Toussaint. Técnica: tintas sobre papel. Dimensiones: 41,0 x 30,0 cm.
21.23 <i>INSTALACIÓN</i>. Autor: . Técnica: . Dimensiones: .









entrevista

 IDEOLÓGICAS

 

 

-¿Por qué el nombre de "AristocratasMendigos"?

- Una de las razones principales es que somos ácratas: estamos en contra del Poder.

Para estar en contra de algo, en este caso se trata del Poder, se precisa conocerlo, haberlo detentado o padecido al menos una vez, y para vencerlo se necesita disponer del auténtico Poder - el interior -… por eso somos Aristócratas. Lo que sigue es que, después, ya no deseamos ni tenemos aquel Poder, lo rechazamos y vivimos al margen de él… por esto somos Mendigos.

Aristócratas y Mendigos son, paradoja, 2 polos afines en cuestiones existenciales, como el sentido del tempo: ambos tienen “su” tiempo, no el tiempo los tiene a ellos. Ambos, ociosos y divagantes, se despreocupan de las estratagemas de la producción de riqueza económica, ambos son extremos vivenciales que apuntan a la posibilidad de otra vida: más lúdica, más estética, más filosófica, más contemplativa.
Son dos alternativas a ese tipo de vida media y anodina que se exhausta en el insustancial logro de las falsas comodidades.

Y nosotros, el grupo, coge a estos dos modelos existenciales como emblema de nuestra actitud vital.

Aristócratas y Mendigos son la metáfora de AristócratasMendigos




    
- ¿Qué es el Arte?

- Lo que todos saben que es, como bromeaba Croce, aunque al reflexionarlo y, sobre todo, al expresarlo, puede que ya no esté todo tan claro.

Es siempre un concepto abierto y por construirse, de ahí su misterio. El Arte es Misterio.

¿Cómo ven el estado actual del Arte?


Se parece al estado de cadáver en el depósito de cadáveres.
Un estado estacionario desde décadas, con cambios de look, como corresponde a un cadáver exquisito…, pero se mantienen los relatos y, sobre todo el relato del fin de los relatos: la exhibición del metarrelato del Apocalipsis de la civilización, - ya es todo un género-, pero en un tono frío, conservador, de temperatura de hibernación porque, a la vez, la mayoría de los artistas no desean que su civilización caiga ni que se transforme socialmente, económicamente, estatutariamente
Muchos artistas aportan el discurso de la falsa pseudoconsciencia hipocritocrítica, y, junto a muchos pensadores, limpian los brotes de remordimiento. Expían las culpas de todo un sistema escribiendo la crítica dentro de los márgenes, edifican la rebelión dentro del vallado del establo: la provocación en sus justos términos, legalmente preestablecidos y subvencionados.

Así hay un Arte de la Coprofilia más que de la Escatología. ¿Es cuestión de gusto?



- ¿El artista y el mercado?

- El éxito es la guinda de la tarta para un artista, pero por ser punta de brillo no debe ser valorada como lo esencial, sí en cambio su Arte, la Estética.
Lo peor es que detrás del mercado se esconde una publicidad que incluye una falsa moralidad pseudo-ilustrada: 

Las más sutiles teorías contra la dominación se redactan, que no ejercitan, en las clases socio-económias media-altas (algunos profesores y catedráticos de universidades del Estado o de universidades de empresas privadas-capitalismo,  algunos comisarios de arte corredores de comercio, algunas capitalizadas galerías de arte…). A esto nosotros le llamamos Neodespotismo Ilustrado, donde el Poder habla cínicamente contra sí mismo: es una sutil táctica ésta de acallar la voz sonora del auténtico disidente arrebatándole sus propios argumentos: es cuando el Poder ejercita el simulacro de la disidencia y la marginalidad ejercitándose en su esencial ser y hacerse a sí mismo a costa de lo ajeno. Los ilustrados usurpan la voz de los seres reales y concretos, las personas que sufren.

 


-¿Nuestra cultura?.

-No, gracias. Es una nueva barbarie.
Imagina una mona vestida de seda…, o un gorila en pret-a-porter…: esta es mi imagen de la cultura, la de la barbarie disfrazada que por constante pasa desapercibida y hasta por natural.
La cultura auténtica no puede ser meros datos, ni una red de datos, ni el acceso a esa red, ni siquiera un pescador navegador internauta con una red de datos… y si “el medio es el mensaje”, lo primero que deberíamos preguntarnos es en qué medio afirmamos “el medio es el mensaje”.


- ¿Izquierda, derecha?

- Nosotros preferimos mirar con 2 ojos, no sólo con uno de ellos… Izquierda y derecha son derecha e izquierda si giras sobre ti mismo 180º, mientras que el centro siempre ha terminado por ser un vacío insulso difícil de precisar.

Hay que revisar las viejas perspectivas para constatar sus falsedades pues ya se sabe que las pseudoideologías son estrategias de dominación con fines oligárquicos.
Dejándonos de lateralidades para variar se podría hablar de Arriba y Abajo, claro está, hasta la devaluación de sus significados, o de Poder y No Poder, de Dominación y Servidumbre, de Riqueza y Pobreza… coordenadas que, creemos, se reconocen más fácilmente y que posiblemente sea lo que se esconde tras otras separaciones (ideologías, naciones, religiones, estéticas…).

Si existe el Poder sabemos dónde está y qué o quién lo tiene, y sabemos quiénes lo padecen y dónde. 

 

- ¿Las nuevas tecnologías?

- También serán viejas… y con el tiempo los nostálgicos del mañana las echarán de menos. Hay que considerarlas por su uso y posibilidades. Y estéticamente creemos que no se les está sacando provecho. Muchos buenos cerebros las discriminan y con ello lamentablemente delegan su mayoritario uso en los cerebros más infantiles.





- ¿La información, Internet?

- En un caos de tumultos las cosas pierden su naturaleza y simulan las opuestas, pero la oposición como mero simulacro diluye todo potencial revolucionario a la vez que se expande con la rapidez y estragamiento de un virus… aparece el bloqueo de las buenas intenciones y la libertad pronto cae en monopolio del Poder que la regurgita en liberalismo y monopolio ulterior… Internet ahora: la red de pago.

Si todo está en Internet, Internet está en todo y entonces Internet es Dios. Y así, como Dios es Internet, quien está en la red está en la gracia tecnológica, el nuevo paraíso. Pero entonces ese paraíso y ese nuevo dios hay que cultivarlo, realmente, con profundidad, no de mera manera infantil.





- ¿Migraciones?

- El “extranjero” sigue siendo considerado como el “enemigo”. Pero ahora, además, todos somos extranjeros, la mayoría sin saberlo, con lo que la extranjería se ha vuelto familiar, cotidiana e íntima.



- ¿El dinero?

- El dinero es la multiplicación del Poder. Para el Poder la cuestión del Número es muy importante. Primero en su estrategia de combate: “ Divide y vencerás”… y tras la victoria la contabilidad estadística para amasar bienes y personas… la masa… fortuna de masa, masa de fortuna.

Pues, ¿qué otra cosa han querido el Poder y los poderosos sino lo Otro y los otros como Masa?, ¿y a la Masa misma sino como a su propio Oro, Midas?, ¿y al mismo Oro, Midas, como a su propio excremento… Mierda?
Y es sublime función del dinero cuantificar lo en sí mismo incuantificable: a la misma Mierda.




- ¿Cómo ven la cara de la gente?

- En la vida de tortura cotidiana “sacrificamos” a cada momento lo mejor de nosotros mismos… ¿la consciencia?... Ya antaño los victoriosos sacrificaban a los dioses a los enemigos, después se sentían mejor y más vivos… nosotros más muertos, porque no sacrificamos a otros sino a nosotros mismos, y lo más querido: ¿el cuerpo, las manos, las bocas, la conciencia, la consciencia…?
Por eso cada vez más nuestras caras son caras de muertos.   






-¿Queda todavía viva alguna verdad?
       
- Si la verdad es aquello que te dicen…
Cada uno debe buscarlas por sí mismo y desconfiar de las verdades del mundo exterior pues el mismo Poder usa de la verdad distorsionada para alcanzarse, para conservarse, para aumentarse… y, así, como la falsedad, también puede ser su medio.


Él, el Poder, es el fin de sí mismo, no es medio. Por eso después del Poder no hay nada más, ninguna verdad viva. Ningún fin: por eso el fin de los tiempos históricos nunca acaba de llegar, porque más allá de este Poder no se puede permitir que venga ninguna otra cosa, ni más verdad.
Estamos bloqueados en las falsas verdades, que no es otra cosa que la mentira, no lo olvidemos.

Por ello tenemos, cada uno por su cuenta y riesgo,  que crear  nuevas verdades o redescubrir las vivas.



- Si no estamos en el final de la Historia entonces parece que ésta se repite una y otra vez…

- Es que la Historia es la historia del Poder, que nunca quiere cambiar. Status es estatua que no se mueve.
 El Poder se repite a sí mismo, y nunca va a cambiar desde dentro; ningún ácrata ha ascendido la cima del Poder, de haberlo hecho el Poder se hubiese disuelto para siempre. No hay mesías ni libertador para un imperio desde dentro del imperio, desde la Historia. Sólo hay mesías para los suburbios, los arrabales, las serranías y los mágenes no mapeados… y eso no se escribe en la Historia, está al margen.
Los imperios caen pero el Imperio permanece. Se cambia la golilla por el “casual”, pero sigue habiendo galas y harapientos. Las oligarquías se suceden unas a otras pero establecen en su sucesión una melodía de Oligarquía mantenida… el réquiem del Poder.


- ¿Alternativas?

- Las estrategias de dominación que incluyen, claro es, el pensamiento lo ha ¿?estabulizado en unos parámetros muy flexibles dentro de unos marcos muy rígidos y estrechos… como lo del doblepensar de Orwell.

Así, según las directrices del pensamiento rígido no hay alternativas. Se ha sobreexplotado el principio de identidad aristotélico y con ello se niega la alternativa a A sin dejar de ser A, de esta manera el mundo no puede transformarse… es imposible desde estas conceptualizaciones pues “el mundo” perdería su identidad y dejaría de ser “el mundo” y entonces no quedaríamos sin “el mundo”… un círculo vicioso, el revés de toda tautología.
La gente, ahora mismo, piensa bajo hipnosis del Poder. Muchas personas están paralizadas como bajo encantamiento. Ilustración bajo hechizo, también.
Por esto es muy difícil despertar las consciencias, porque la gente está hipnotizada, y es muy complicado y hasta peligroso despertar a un individuo en trance hipnótico.

Realmente hay alternativa, pero sólo si somos capaces de cambiar nuestro modo de pensar, y los marcos rígidos desaparecen o se diluyen…, entonces aparece la
libertad.


- ¿1984 de Orwell, escrito en 1948?, ¿no quedó ya atrás?
 
- Orwell analiza muy sutilmente la dominación, en su aspecto más esencial, a la vez arcaico y ucrónico.
 Muy sofisticado su análisis del doblepensar.
 Sólo asumiendo las contradicciones se puede mantener un sistema oligárquico, y así derivamos a un momento presente de locura controlada, de compulsiva apatía, de izquierda conservadora, de derecha progresista, de conservadurismo apocalíptico, de apocalipsis de mesa camilla… afirmar lo contrario para mantenerse estático y jugando con la contradicción reconciliarla en estatua, status.

Dobledecir, doblepensar…


Él habla del mentirse a sí mismo a la vez que se cree sinceramente en las mentiras que uno inventa. Crearse y creerse las propias mentiras, ahora en un proceso de autohipnosis. Y, entonces, la verdad no existe ni puede existir porque sabemos que inventamos mentiras; nos volvemos incrédulos respecto a la verdad como resultado de nuestra credulidad a las mentiras. También la mente crea el mundo, y somos responsables de nuestro pensar. Se trata de una racionalización como estrategia para socavar cualquier rebelión no sólo exterior sino también interior, lo más fatal. Nos autoconvencemos de nuestro pensar y terminamos juzgando que el mundo no puede ser de otro modo que como lo pensamos: “las cosas son así…”, “es el final de los metarrelatos…”, “la culpa es mía…”, “o de los extranjeros…”

Este sistema perverso de pensamiento se le inculca al individuo desde su nacimiento, en el seno de la familia y en  todas las instituciones de educación y cultura, y con autoridad militar, por muy disfrazada que esté: se trata de crear militantes, no otra cosa. Un arte marcial de la mente dirigido a la dominación.  
Los efectos son los que se ven, y el peor de todos ellos es de la incredulidad respecto a toda verdad, a toda ilusión, a todo impulso…   

 

 

 

 

 

NEODIOS

 

-¿Qué es un  NeoDiós?

-El Yo interior, desarrollado, autónomo.

Es NeoDiós porque es Dios.

Y es Neo- , porque No cree en Dios, aquel viejo Dios que estaba fuera de nosotros mismos. Además que el Yo interior sea  NeoDiós, no conlleva una divinidad exclusiva de uno sólo: NeoDiós es también Nos-Dios, todos los que quieran pueden ser Dios. Y es también Neo porque es radicalmente ahora, para este eterno siempre.

NEODIOS: NO,

            NOS,

                NEO… DIOS.

 


 

 

 

Aristocráticos nos revolcamos en el aire como Mendigos respiramos la tierra

 

 

 

      tarjeta web 2.jpg

   

 

 

    

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

x